El Mercurio 20/09/2018 | El 54% apoya idea de reforma de pensiones del Gobierno, pero mayoría no cree que se apruebe

Ad portas de que se conozca por completo la propuesta de reforma de pensiones que prepara el Ejecutivo y que ingrese al Congreso en las próximas semanas, ya se conocen los principales lineamientos de esta idea.

Entre sus principales aspectos figuran el aumento de la cotización obligatoria en cuatro puntos porcentuales a las cuentas individuales con cargo al empleador, un incremento de un 42% del Pilar Solidario con cargo fiscal y la incorporación de mayor competencia al sistema.

Según el estudio de opinión pública “Percepciones sobre las AFP”, realizado por Cadem y encargado por la Asociación de AFP, más de la mitad de la ciudadanía está de acuerdo con el proyecto previsional del Gobierno del Presidente Piñera, mientras que un 40% se manifiesta contrario al mismo.

Sin embargo, pese a que un 54% está a favor de la propuesta que prepara el Ejecutivo, las percepciones por lo que pueda ocurrir en su tramitación en el Congreso no son buenas.

El sondeo arrojó que un 65% ve “poco” o “nada probable” que se pueda aprobar la reforma de pensiones, mientras que poco más de un cuarto ve “muy probable” o “bastante probable” que esta finalmente llegue a buen puerto.

El gerente de Asuntos Públicos de Cadem, Roberto Izikson, destacó que el Presidente Piñera ha dado bastantes luces sobre lo que se viene en la reforma y entre sus principales puntos están el aumento de la cotización adicional en un 4% con cargo al empleador y que este aporte vaya íntegro a las cuentas individuales.

Capitalización individual

De hecho, según la encuesta, un 72% respondió que quiere que la cotización vaya en su totalidad a capitalización individual.

“La gente quiere que el mayor ingreso del aporte de los empleadores vaya a las cuentas individuales, lo que de alguna manera valida y legitima el sistema de AFP. Esta es una de las principales razones de que hoy en día haya un apoyo mayoritario con la reforma de Piñera, a diferencia con la aprobación que tenía el gobierno anterior”, dijo Izikson. La propuesta de la ex Presidenta Bachelet contemplaba un aumento de 5% de la cotización, pero que tres puntos porcentuales fueran a las cuentas individuales y los dos restantes a un fondo solidario para beneficiar a los actuales pensionados, los futuros pensionados y a las mujeres.

Sobre la percepción de que la gente vea poco probable que la reforma se apruebe, el ejecutivo de Cadem sostuvo que, en vista de que el tema previsional es complejo y que el Gobierno no tiene mayoría en el Congreso, las apreciaciones no son alentadoras para el proyecto. “Ya hemos visto discusiones complejas, como la del salario mínimo, y lo que se ha generado con la reforma tributaria. Es por eso que la opinión pública ve con pocas posibilidades la opción de que el proyecto termine siendo aprobado, no al menos tal como está”, señaló Izikson.

Negociaciones en el Congreso

Mientras el Ejecutivo afina los últimos detalles de la futura reforma de pensiones, también inicia conversaciones prelegislativas antes de ingresar el proyecto.

Fuentes de Gobierno aseguraron que una vez que se discuta el proyecto en el Congreso, están dispuestos a negociar algunos puntos de los cambios al sistema previsional. Por ejemplo, aumentar la cotización obligatoria.


Fuente: El Mercurio