Estudio Nº 304 – 11 de noviembre

Nueva Constitución: 52% prefiere cambiarla totalmente y redactar una nueva mientras que el 42% se inclina por hacer cambios pero tomando como base el texto actual

71% está de acuerdo con que continúen las movilizaciones y marchas, 67% que se tenga mano dura contra quienes inciten o apliquen la violencia durante las manifestaciones y al mismo tiempo 67% está de desacuerdo con que las bombas lacrimógenas y pistolas de balines son un instrumento importante para que Carabineros controle el orden público.

Por su parte, 15% aprueba y 79% desaprueba la gestión del Presidente Piñera, sin mostrar diferencias estadísticamente significativas en relación a las últimas dos semanas.  A su vez, sólo 18% piensa que Chile va por buen camino y 9% que la economía progresa, los niveles más bajos en lo que va del segundo gobierno del mandatario.

 

Reforma Constitucional:
78% de los chilenos está de acuerdo con que Chile necesita una nueva Constitución, y aunque se mantiene un amplio respaldo retrocedió 9pts en relación a la semana anterior. Al mismo tiempo, el nivel de desacuerdo aumentó 15pts, de 1% a 16%. Dentro de las razones por las que se cree que se necesita cambiar la carta fundamental, lidera “establecer un nuevo trato con la ciudadanía/sintonía con los nuevos tiempos” con 32%, le sigue “porque se originó en dictadura” (20%), “generar verdaderos cambios/que se arregle el país” (18%), “garantizar derechos sociales mínimos” (12%), “porque está hecha para privilegiar solo a algunos” (12%), “para cambiar las leyes” (7%), “porque los políticos no están haciendo bien su trabajo” (7%), “porque se basan en el neoliberalismo” (2%) y “para fortalecer el rol del Estado en materia económica” (1%).

Acerca de la profundidad del cambio institucional, 52% prefiere cambiar totalmente la actual Constitución y redactar una nueva, 7 puntos más respecto al 2016, en medio del proceso constituyente organizado por el gobierno de la ex Presidenta Bachelet, mientras que 42% opta por hacer cambios, pero tomando como base el actual texto constitucional, 4pts menos.

Sobre el mecanismo de cambio constitucional, 54% preferiría que fuera a través de una Asamblea Constituyente expresamente elegida para este efecto, 8pts más respecto al mes de octubre. 11% en cambio optaría por el Congreso actual o futuro en conformidad con la actual Constitución, 24% por ambos, y solo un 6% por ninguno ya que “no hay que cambiar la Constitución”.

En relación a temas específicos del debate, 36% prefiere un gobierno como el actual, de 4 años sin reelección inmediata, 33% opta por 5 años sin reelección y 28% por 4 años con reelección inmediata, Asimismo, 91% de los chilenos está de acuerdo con reducir en al menos un 20% el sueldo de los parlamentarios y altos cargos públicos, 88% con reducir el número de diputados de 155 a 120 y el número de senadores de 52 a 40, 84% con limitar la reelección de diputados a dos elecciones y a la de senadores a una, y un 58% con exigir un mínimo del 5% de los votos para poder ser electo diputado o senador y un 33% en contra.

Finalmente, 59% está por volver al voto obligatorio, 9pts más que en junio del 2019 y superando por primera vez desde el 2015 de manera significativa a aquellos que quieren mantener el voto voluntario (41% y -8pts).

Movilizaciones Sociales: 

47% considera que el clima de descontento social se explica principalmente por la desigualdad, seguido de lejos por “la desconfianza general hacia las instituciones públicas y políticas” (29%), “el gobierno prometió mucho más de lo que hace” (25%), “ “las alzas en el costo de la vida” (25%), “no tener una nueva Constitución” (17%), “el gobierno comunica mal y es poco empático” (17%), “la falta de más y mejores empleos” (11%), “los ciudadanos están cada vez más exigentes y empoderados” (9%), “la violencia policial y la presencia de las FF.AA. en las calles” (6%), “es un fenómeno internacional” (4%) y “que es más fácil organizarse y opinar gracias a las redes sociales” (3%).

En esa línea, 73% cree que la crisis que está viviendo el país es principalmente la expresión de un descontento social generalizado, sin diferencias hace dos semanas atrás y sólo el 16% (+4pts) considera que es un problema de orden público y de grupos violentistas organizados.

Al consultar sobre actitudes frente a la crisis, 71% está de acuerdo con que continúen las movilizaciones y marchas, 67% está de acuerdo con que “se tenga mano dura contra quienes inciten o apliquen la violencia durante las manifestaciones” mientas que el mismo 67% está en desacuerdo con que las bombas lacrimógenas y pistolas de balines son un instrumento para que carabineros controle el orden público, 29% está en desacuerdo.

Finalmente, solo un 33% está de acuerdo con que se vuelva a declarar el estado de emergencia y un 65% está en desacuerdo.

Descargar